user_mobilelogo

La mayor necesidad de curación no es física-biológica. A menudo la mejoría física en los primeros meses es impresionante, pero luego, el paciente vuelve atrás y pierde el cuidado personal nuevamente.

Lo que necesitamos mejorar, en realidad, es nuestra actitud y mentalidad sobre el cuidado personal, es nuestro modo de vida repleto de malos hábitos físicos, emocionales, afectivos, mentales. Debemos avanzar de la autocuración a la autosanación. Tenemos que renovar el sentido de nuestra vida, muchas veces alejado de nosotros mismos, con frecuencia ocupado y guiado solo por conquistas externas.

Cambiar nuestro sentido de la vida no toma solo tres meses. Necesitamos años para despertar nuestro interior y dejar de estar tan descontrolados, ansiosos, enfermizos, equivocados. Entonces nos descubrimos como personas más vitales, serenas, conscientes.

Muchas veces alcanzamos resultados magníficos y luego volvemos a caer. Esto es normal, es parte del proceso de aprender a cuidarnos. No se acribille con críticas por su “necedad” en repetir conductas perjudiciales. Hace falta tiempo para unir nuestras intenciones de cuidado personal con nuestra práctica. “Del dicho al hecho hay mucho trecho”... dice la sabiduría popular. Podemos tener en la cabeza muchas iniciativas y “decisiones” excelentes, pero llevarlas a la conciencia, al corazón y al comportamiento, lleva tiempo.

Para mantenernos saludables, no necesitamos ser perfectos en el autocontrol ni en la pureza de conductas físicas. Solo tenemos que manejar la frecuencia del orden y del desorden en nuestras costumbres generales. Esto es, mantener una vida saludable en el día a día, y que los descontroles y abusos sean ocasionales y corregidos.

PUBLICACIONES

CONTÁCTENOS

Centro de Educación para la Vida

Dirección: Luís Cordero E3-31 y 9 de Octubre.

Teléfonos: (593) 2 223 0590(593) 2 250 4811

Celular: (593) 9 9940 0859

email: santiago@saludyautocuracion.com

Quito - Ecuador